13 Mar 2017
J marzo, 2017

Famosos con ansiedad. Emma Stone.

Blog

Hoy comentamos Famosos con ansiedad. Emma Stone. Las celebridades no se escapan de los malos momentos. Son varios los famosos que hemos publicado en este blog aquejados por diversos problemas psicológicos. Como por ejemplo Iniesta, Nadal, Courier. Y es que la esperanza de vida actual es tal, cercana a los 85 años, que lo raro sería pasar una vida entera sin problemas puntuales.

Lo interesante del caso de Emma Stone es que sirve para ilustrar como ante un problema se puede afrontar de diversas maneras. Ella escogió una estrategia adecuada: la interpretación.

Emma Stone nació en Arizona (EE UU) hace 28 años. Y lo que de verdad resulta característico en ella es la ansiedad que padece desde niña. Todos en Hollywood parecen coincidir al definirla como un manojo de nervios que sabe sacar partido de las imperfecciones que han jalonado su azarosa existencia.

Como estaba cantado, aquella noche Emma Stone se llevó el BAFTA a la mejor actriz por su interpretación en La La Land. Había llegado a la gala de la academia británica de cine tiritando de frío y de congoja. Estaba bajo los efectos de “una mezcla de frenadol y valium”. Pero se alzó con el galardón del mismo modo que antes lo había hecho con el Globo de Oro, antesala de los Oscar, el premio del Sindicato de Actores de Estados Unidos, el de la crítica, la Copa Volpi del Festival de Venecia, donde llegó a pensar que acabaría vomitando de los nervios durante el primer pase de la película…

Reconocimientos diversos y unánimes. Todos por un papel que evoca el mismo sueño de Hollywood que ella empezó a perseguir desde muy niña. Nadie podrá ya negar que lo ha convertido en realidad. “No paro de hacer gimnasia mental para asumir lo que está ocurriendo”, comentaba Stone durante un reciente encuentro. Trato de aceptarlo todo, pero es abrumador. Aunque probablemente ya te lo he contado. Llevo seis meses hablando de lo mismo.

El sueño empezó a fraguarse en Arizona. Su familia no tenía nada que ver con la ciudad de las estrellas. A los siete años, a Emily Jean Stone le diagnosticaron ataques de pánico que requirieron terapia infantil. El teatro escolar fue la recomendación para luchar contra su ansiedad. Y prendió la mecha.

A los 14 años, la pequeña Stone convocó a sus padres en su dormitorio para presentarles un documento en formato Power Point titulado Proyecto Hollywood. Quería convencerles de la seriedad de sus intenciones, para que la dejaran partir en busca del éxito en la meca del cine. Todavía no sabe cómo lo logró, pero sus padres acabaron aceptando la apuesta. “De lo que estoy segura es de que no habría conseguido lo que he obtenido hasta ahora de no haber sido así. No es que anime a nadie a dejar sus estudios. Uno debe de ir a la Universidad. Pero lo mío fue diferente y me siento afortunada y agradecida”.

1

La esperanza y creatividad son necesarias

También es cierto que no tener estudios –se considera a sí misma como “actriz iletrada”– es uno de sus complejos confesos, acentuado especialmente hace un par de años cuando todos en su círcu­­lo de amigos se graduaban en alguna especialidad de enseñanza superior. A la vista del palmarés, el complejo se va mitigando. Al recoger su reciente Globo de Oro, quiso dedicar el momento que vive ahora “a los soñadores, porque la esperanza y la creatividad son las cosas más necesarias en la actualidad”.

Continuar con el artículo en la fuente. EPS. Rocío Ayuso

 

Entradas relacionadas