El Diario Montañés entrevistó al Dr Baltasar Rodero a propósito del Síndrome Postvacacional. Aquí tenéis un resumen de la entrevista

–¿Existe de verdad el síndrome postvacacional o a la mera pereza ahora se la llama así?

–Hay mucha controversia. Sí se puede decir que existe pero, por supuesto, es mucho menos prevalente de lo que comúnmente se dice. Sí que es cierto que la mayoría de las personas cuando vuelve de su rutina ociosa y de vacaciones puede sentir cierto malestar por perder esa situación positiva, pero si hablamos de aquellos que sufre realmente un síndrome postvacacional la prevalencia es muy escasa.

Y suele ocurrir en aquellos casos que no están bien al cien por cien, ya sea porque tienen una patología de base, que les hace estar más vulnerables, o porque no están a gusto en su empresa. En esas situaciones, el síndrome no es tanto por perder lo positivo de las vacaciones sino por volver a lo negativo, pero son casos muy específicos.

Diferenciar lo patológico

–Hay estudios que cifran en un 30% el porcentaje de afectados, ¿una cifra exagerada?

–Aquí entramos en un debate interesante de si existe una tendencia a patologizar aspectos de la vida cotidiana, y quizás se tiende a poner más etiquetas a procesos que son normales. Las clasificaciones diagnósticas están cambiando. Hasta hace nada, que una persona estuviera triste una o dos semanas por una ruptura sentimental era normal, no pasaba nada, y sin embargo según el nuevo código diagnóstico (DSM-5) directamente te dicen que sufres una depresión.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, cuando una persona tiene dificultades para intervenir en un acto público por los nervios. Lo que a priori podía ser algo normal, automáticamente recibe el diagnóstico de ansiedad o de una fobia específica. Quizá puedan existir algunos intereses de la industria farmacéutica en tratar de crear problemas, pero concretamente la vuelta al trabajo es un proceso adaptativo, pero en ningún caso se convierte en una patología clínica. Por eso es difícil hablar de cifras, no se sabe en base a qué criterios se calculan.

Ver la entrevista completa

Entradas relacionadas