06 Jun 2017
J junio, 2017

En España no estamos tan mal

Blog
En España no estamos tan mal

España y olé!! Es difícil colocar nuestro país en un ranking de países donde se mida la calidad de vida y la felicidad de su sociedad. Las comparaciones son odiosas pero podemos decir que en España no estamos tan mal!!

Los países nórdicos como Finlandia, Suecia, Dinamarca e Islandia, presumen de galardones. Estos países están entre los paraísos sociales en donde a la gente le gustaría vivir.

En España no estamos tan mal

¿Qué sabemos de estos países? Conocemos su importantísima y avanzada apuesta por la conciliación laboral, sus derechos sociales, su excelente sistema educativo, su calidad de vida. Además disfrutan de rincones y paisajes naturales de un encanto especial dignos de postal.

De estos países exportamos conceptos nuevos que aún no son aplicables a la sociedad y modo de vida española. Conceptos como el hygge danés (situación de bienestar y felicidad en la que uno se siente cómodo, relajado y libre); el fika sueco (momento sociable del café en el trabajo); y el lagom sueco (“en la medida justa”, aplicado a hábitos de compra hasta a horas de trabajo).

Todo hace pensar que España está lejos de alcanzar a estos países, pero en España no estamos tan mal. Existen varios aspectos que los países nórdicos no cuidan tanto como nosotros. De estas realidades no hablan las noticias pero el trasfondo es más oscuro de lo que parece. Repasamos algunos de los puntos más delicados:

La soledad de los suecos

En España cada vez nos independizamos más tarde por el motivo que sea. Los nórdicos por el contrario tienen una filosofía de vida muy diferente a la nuestra: son mucho más independientes.

Esto surge desde 1972, cuando su primer ministro Olof Palme, intentó instaurar un modelo familiar frío y solitario. La raíz de este problema está en pensar que solo la independencia da la felicidad. Creer que uno es libre cuando ha roto todos los lazos de dependencia que le unen a los otros. Ya no se necesita ni pareja, ni hijos, ni amigos para sobrevivir.

Hoy en día 4 de cada 10 suecos – cerca de 1.700.000 individuos – viven solos en casa y las estadísticas apuntan a un crecimiento progresivo en este aspecto.

La Cruz Roja estima que el 40% de los suecos reconocen sentirse abandonados, solos. Uno de cada 4 llega a morir solo y nadie reclama su cuerpo..

Aunque es España también existe el problema del abandono de mayores y la soledad de estos, los españoles tenemos sangre más caliente!! Nos gusta más la compañía, la vida en pareja y el hecho de compartir la vida en sociedad.

En Islandia “desayunan” antidepresivos

Como comentábamos al inicio, no es oro todo lo que reluce. El elevado uso de antidepresivos en estos países choca con la felicidad nórdica que nos venden. Un estudio de OCDE indica que Islandia lidera el ránking con el 11,8% de los habitantes tomándoselos a diario. En Suecia y en Dinamarca lo hacen el 8,4% y el 8% respectivamente, frente al 6,5% de españoles (que tampoco está nada mal..).

¿Qué les sucede a los nórdicos?¿Por qué se deprimen más? Basándonos en estudios como el del psicólogo del centro ISEP Clínic Barcelona, Pau Obiol o en el Manual de Diagnósticos y Estadísticos de los Trastornos Mentales (DSM-V), la cantidad de luz solar, el clima, la latitud geográfica y los cambios estacionales, puede ser los causantes de estos cambios emocionales. No obstante, la variación individual y genética es igualmente determinante.

Es España disfrutamos del sol, el calor y la cantidad de luz solar que percibimos es, a lo largo del año, estable comparado con estos países. En nuestro país el cambio horario sufre variaciones de 2 horas. Sin embargo en Islandia apenas ven el sol durante el Otoño y el Invierno. Además sus temperaturas frías son un obstáculo para realizar actividades fuera del horario laboral.

En España podemos alargar los días más que los nórdicos. Podemos dedicar nuestro tiempo a actividades de ocio y entretenimiento, deporte y salud con mayor facilidad que ellos. Está claro que despejar la mente, evita tomar más antidepresivos!!

Finlandia se baña en alcohol

¿Cuál es el secreto mejor guardado por los finlandeses? Su grave problema con el alcohol. Hasta hace 10 años, el alcoholismo era la primera causa de muerte por delante del cáncer y ataques al corazón.

El alcoholismo en Finlandia no discrimina y tanto hombres como mujeres son víctimas de esta gran lacra. Un 14% de su población muere con problemas asociados a la bebida.

España no estamos tan mal

En todos los países se bebe y aunque sea frío decirlo, en España no estamos tan mal!! Solo 0,62 personas por cada 100.00 habitantes mueren en España frente a 7,55 en Finlandia.

¿Por qué beben tanto los finlandeses? El fotógrafo Javier Corso, que vivió allí, ilustra de una manera muy realista el drama finlandés. Él vincula la apología de la autosuficiencia, la represión de los sentimientos y la soledad como tres de las culpables del consumo abusivo del alcohol.

La sociedad española nos ha enseñado que el alcoholismo es una enfermedad y el alcohol un refugio. Para superarlo los españoles se refugian en las personas, en la ayuda social, en la comunicación entre afectados. Puede que Finlandia deba fijarse más en nuestro modelo de ayuda social.

La tasa de suicidios es elevada

Todo está asociado.. su filosofía de vida solitaria, el sentido de aislamiento, la falta de apoyo social y la soledad, son factores de riesgo para una conducta suicida.

Según datos de la OMS, (2015), Finlandia y Suecia mantienen todavía tasas destacables (16,3 y 15,4 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente), por encima de la media europea (14,1).

La lacra de la violencia de género

Por desgracia España no es ningún ejemplo a seguir. El incremento de casos de violencia de género de lo últimos años es negativo. Sí lo somos en las acciones sociales que la sociedad está llevando a cabo. En España somos conscientes del mal social que nos incumbe a todos y la lucha se hace de manera grupal.

La ayuda de asociaciones contra el maltrato físico y/o psicológico permite a los afectados hablar, expresar sus miedos y en muchos casos sentirse protegidos. Culturalmente los españoles sabemos hablar de este problema. En los países nórdicos no. Su sentimiento de independencia, no les permite mostrar en público un asunto privado.

Es curioso destacar como en estos países donde la igualdad a nivel político está totalmente asumida y más que superada, reflejen cifras tan escalofriantes como las que presenta la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea: el 46% y el 52% de las féminas declaró haber sufrido algún tipo de abuso físico o sexual desde los 15 años por parte de un compañero sentimental o cualquier otro ciudadano.

Los bebés duermen en la calle

La tradición cuenta que en los años 20 para reducir la mortalidad infantil, se sacaban a los bebés a la calle a dormir para que respiraran aire puro y sintieran la luz del sol. Lo que no había en los hogares, lo encontraban en la calle.

Hoy en día es habitual ver carritos de bebés solos en las aceras. Posiblemente, sus progenitores se encuentran tomando un café calentito en el interior de un local.

En España no se alcanzan esas temperaturas extremas como en Finlandia, Suecia, Islandia o Dinamarca. Podemos dejar a nuestros bebés al sol!! Ojo, nunca lo dejes solo, en España es delito!!

Cunitas de cartón

De nuevo una tradición finlandesa nos deja con la boca abierta. En la Finlandia pobre y deprimida de 1930 comenzaron a repartirse cajas de cartón para dormir a los recién nacidos. Su fin era evitar las muertes súbitas por aplastamiento de las mamás al compartir cama o por dormir éstos en el suelo.

España no estamos tan mal

Hoy en día no tiene ningún sentido que esto se siga haciendo pero parece que aún se dan casos. El doctor Félix Castillo expresa claramente su opinión en contra: “es una tradición, y puede que ayude a sociedades que viven en la extrema pobreza. Aquellas en las que las madres dan a luz y carecen de cunas, pero sinceramente, en el siglo XXI y en nuestra sociedad, con todos los avances que se han producido en el área de Neonatología, no le veo mucho sentido a esta práctica. Si el niño ha nacido de forma prematura, su lugar es la unidad de cuidados intensivos neonatales, donde se establecen los protocolos de aislamiento correspondientes y se controlan las posibles infecciones. Cuando no están encima de su madre (que es la mejor cuna, por cierto), descansan en incubadoras adaptadas que regulan su temperatura, y se hace en salas que cuentan con mecanismos para controlar el ruido. La piel del recién nacido es muy delicada, y hay que tener ciertas precauciones, como contar con un colchón firme, hipoalergénico, transpirable y fácil de limpiar”.

Tanto en España como en Finlandia las tradiciones de los años de guerra o de máxima pobreza hay que dejarlos atrás!! Hagamos dormir a nuestros bebés cálidamente!!

La matanza de ballenas

Todos los países europeos luchan conjuntamente a favor del cuidado del medio ambiente. Intentamos reducir la emisión de CO2, gestionar los recursos naturales como el agua, la energía solar, la fuerza eólica, etc. para hacer un planeta más puro y sostenible.

No se puede evitar que las empresas estén detrás de la buena voluntad de los ciudadanos y de grupos ecologistas. Los negocios cobren vital importancia en todo esto. Sin ir más lejos, Noruega es uno de los principales productores y exportadores de barriles de petróleo. El oro negro produce enormes beneficios a un país cuyo gobierno está pensando en prohibir el uso de vehículos de gasolina en 2025. ¿No es extraño?

El gobierno noruego tiene un poco desencajados a sus ciudadanos. Por un lado, se ponen todos los medios posibles para cuidar el medio ambiente pero por otro, se incrementa la cuota que permite la caza anual de 999 ballenas, más que Islandia y Japón juntos. Hace poco un documental emitido en la televisión pública NRK, “La batalla de la agonía”, mostraba el sufrimiento de estos animales, y cómo la gran mayoría de ellas (el 90%) estaban embarazadas.

Contradicciones hay en todas partes pero la lucha contra el maltrato animal y la explotación de éstos no puede dejar al descubierto errores tan graves como este.

Los inmigrantes a un lado

Siempre se ha dicho que los escandinavos son todos muy cuadriculados. Todos son parecidos en la forma de pensar, actuar, su idioma, etc. Es una sociedad muy homogénea. Todo aquello que se salga de su “mismo color”, no es del todo integrado.

Es el caso de los inmigrantes que fascinados por la calidad de vida que ofrecen estos países, deciden vivir allí. Por ejemplo, en Suecia hay un dicho entre las comunidades de inmigrantes que dicen entre bromas “¿dónde están los suecos?”. Y es que la integración a medio y largo plazo en Suecia no es fácil.

Es un país que ofrece ayudas iniciales a familias de inmigrantes porque es un sistema social generoso. Pero la realidad muestra que a largo plazo, la integración total no existe y si la marginación.

Los datos que arroja la OCDE muestran la pobreza social duradera,. Hay barrios donde muchos adultos muy bien cualificados no trabajan. En Finlandia y Suecia, tienen una tasa de desempleo 8 puntos porcentuales más elevada que los nacidos en esos países con niveles de educación similares.

Grandes hospitales pero una mala salud

Los daneses pueden presumir de algo: su sistema sanitario. Su calidad sanitaria está reconocida como la novena mejor de Europa. En el caso de España, nos encontramos en el puesto décimo noveno.

El dato de este ranking que no concuerda con la calidad en la salud de los daneses. ¿Cómo puede ser? La Fundación Mundial de Investigación contra el Cáncer nombró este país como la capital mundial del cáncer. Por un lado, las autoridades enfocan sus argumentos en la prevención y la detección del cáncer.

La realidad es que en 2015, Dinamarca se alzó con el record de muertes por cáncer de pulmón de toda la Unión Europea. Además se sitúa la tercera, solo por detrás de Reino Unido e Irlanda, en muertes por enfermedades respiratorias y más del 55% de su población tiene sobrepeso.

¿De qué sirve tener los mejores hospitales, médicos y atención sanitaria? ¿Existe un enorme fallo en el sistema educativo en lo que se refiere a salud? En España no estamos tan mal porque desde el Gobierno y asociaciones, se llevan a cabo numerosas campañas de concienciación.

La lucha contra el tabaco, los azúcares en las bebidas, las restricciones de la publicidad en el consumo del alcohol y del tabaco, la información sobre la importancia de las revisiones médicas, la dieta mediterránea y la practica de deporte empiezan a calar en los adultos. Estos serán los responsables de educar a los más pequeños para conseguir unos hábitos de vida más saludables y no visitar tanto los hospitales!!.

Españoles y nórdicos, ¡qué diferentes somos, verdad! ¿o no?.

Fuente: El País. Verónica Palomo.