08 Ago 2017
J agosto, 2017

¿Puedo dejar la tablet a mi hijo?

Blog
¿Puedo dejar la tablet a mi hijo?

Cada vez los padres deben enfrentarse con más antelación a una pregunta importante: ¿puedo dejar la tablet a mi hijo?. Importantes estudios llegan a conclusiones muy interesantes. Queremos comentártelas para que la toma de decisión sea más sencilla.

Permitir que un niñ@ menor de 5 años utilice una tablet conlleva más inconvenientes que beneficios. Son numerosos los aspectos negativos que se han demostrado. Te los contamos:

INCONVENIENTES

  • contribuye a un déficit de aprendizaje
  • pérdida de oportunidades de relaciones interpersonales
  • contribuye la impulsividad
  • provoca la inatención
  • disminución del vocabulario
  • problemas de adicción
  • problemas de lenguaje

¿Puedo dejar la tablet a mi hijo?Por desgracia, muchos padres y madres depositan la capacidad de educar a un niño en las tabletas. Es un grave error!!. Se ha demostrado que los niños aprenden a través de las sensaciones, del contacto, de la experimentación real. En definitiva, de estímulos reales y no de estímulos externos y artificiales que producen las tablet.

Una tablet limita las actuaciones y respuestas de los niños ante los estímulos intermitentes que éstas provocan. Esto se debe a que están programadas con complejos algoritmos para tenerlo todo controlado. A modo anecdótico, el gran Steve Jobs, creador del iPad, no permitía a sus hijos utilizarlas, ¿por qué sería?.

Para un niño de 4 años no es lo mismo experimentar con algo húmedo, suave, o un ruido de la Naturaleza, que con estímulos informáticamente estudiados y controlados. En el primero de los casos, el niño dejará volar su imaginación, empezará a deducir cosas, se relacionará socialmente y conocerá sus propias respuestas a preguntas del día a día. Las experiencias reales les permiten comprender el mundo y comprenderse a sí mismos.

Por el contrario, una Tablet no es humana y carece del factor “sensibilidad”.

Es verdad que siempre hay un momento para todo, pero es importante no adelantarse al proceso evolutivo de un niño. En el ámbito educacional, se utilizan las Tablet para enseñar a los niños. Su interacción con las tabletas están orientadas a un fin concreto: aprender a sumar, hacer ejercicios, buscar información, etc. Estas circunstancias son totalmente compatibles con la experiencia real que deben vivir los niños. No hablamos de retroceder y abandonar el camino tecnológico que hoy en día existe. Solo hablamos de que cada cosa es sana en su debido momento!!.

Adelantar la edad en la que un niño puede utilizar una Tablet no es sinónimo de “mejor educación en el uso responsable de las tecnologías”. Las grandes empresas tecnológicas han sabido darle la vuelta. Han entrado en el mercado con gran influencia sobre estudios que respaldan esta hipótesis. Muchos padres interpretan el cambio tecnológico como radicalmente determinante y revelador del futuro, como una condición sine qua non para el progreso de la educación de sus hijos.

Como padres es importante saber que la tecnología es útil y maravillosa en mentes preparadas para usarlas, no en mentes inmaduras que todavía no tienen capacidad de autocontrol, templanza, fortaleza y sentido de la intimidad. ¿Cómo crees que es la mente de tu hijo?

Los padres debemos de tener el control, conocer cómo es nuestro hij@ y la madurez que tiene para utilizar una Tablet. Siendo conscientes de estos puntos, contestar a la pregunta de ¿puedo dejar la tablet a mi hijo?, puede que sea más sencilla de responder.

RECOMENDACIONES

Una vez que nuestr@ hij@ se adentre en el mundo de las pantallas y tabletas, es importante seguir unas pautas claras y entendidas por el niño. El objetivo de estas recomendaciones en el consumo de medios digitales es el control de contenidos, tiempos y la educación digital.

A continuación presentamos una serie de puntos que debemos tener muy presentes:

Limitar el tiempo de medios digitales para los niños de menos de 5 años

1. Nada de consumo para los niños de menos de 2 años.

2. Menos de una hora al día para los niños de entre 2 y 5 años.

3. Nada de consumo una hora antes de ir a la cama.

4. Nada de consumo pasivo de pantalla en los parvularios (o sea, nada de películas comerciales).

5. Concretar tiempos libres de pantalla durante las comidas y durante el tiempo de lectura.

Atenuar los riesgos asociados con el consumo de medios digitales

6. Controlar el contenido y estar, en la medida de lo posible, con el niño mientras consume pantalla.

7. Dar prioridad a contenidos educativos y adaptados a la edad de cada niño.

8. Adoptar estrategias educativas para la autorregulación, la calma y el establecimiento de límites.

Estar atento a la utilización de las pantallas

9. Tener un plan (no improvisar) respecto al uso de las pantallas en el hogar.

10. Ayudar a los niños a reconocer y cuestionar los mensajes publicitarios, los estereotipos y otros contenidos problemáticos.

11. Recordar que demasiado tiempo dedicado a las pantallas deriva en oportunidades perdidas de aprendizaje (los niños no aprenden a través de la pantalla en esas edades).

12. Recordar que ningún estudio apoya la introducción de las tecnologías en la infancia.

Los adultos deberían dar el ejemplo con un buen uso de las pantalla

13. Sustituir el tiempo de pantalla por actividades sanas, como la lectura, el juego exterior y las actividades creativas.

14. Apagar los dispositivos en casa durante los momentos en familia.

15. Apagar las pantallas mientras no se usan, evitar dejar la televisión “siempre puesta”.

Fuente: El País. Cathetine L`Ecuyer.