03 Mar 2019
J marzo, 2019

¿Qué es la inteligencia emocional?

Blog
¿Qué es la inteligencia emocional?

Desde hace pocos años el concepto de Inteligencia Artificial está de moda. Lo curioso es que la definición de Inteligencia Artificial es compleja y es entendida de diferentes maneras por unos y otros. En este artículo nos planteamos ¿qué es la Inteligencia Emocional?¿cómo la aplicamos en nuestra vida?.

¿Cuántos tipos de inteligencia conocemos? Existe la inteligencia lingüística, la inteligencia espacial, la lógico-matemática, la musical, la existencial, la naturalista, etc. ¿El ser humano tiene todas? La respuesta es si, lo que sucede es que en muchas ocasiones su desarrollo es inapreciable.

El concepto de Inteligencia Emocional ha servido para que muchos osaran desafiar a la evolución biológica del cerebro y las capacidades mentales anteponiendo la emoción a la razón, dándole primacía a la primera. Pero, ¿es así?. No.

Hace unos 60 millones, el cerebro de los primates desarrolló el neocórtex, la corteza cerebral moderna. Con este desarrollo, el primate adquirió la capacidad para dominar a los sentimientos. Entonces la razón se anteponía a la emoción.

¿Qué es la inteligencia emocional?

En el hombre actual, aunque muchas veces no se aprecie, también la razón prevalece sobre las emociones. Aunque se necesitan mutuamente, la razón es capaz de dominar las emociones, racionalizarlas e incluso crear o suscitar nuevas para anular otras indeseables.

Entonces.. ¿Qué es la inteligencia emocional?

Inteligencia emocional es la capacidad de gestionar las emociones utilizando la razón. Las emociones son el imprescindible ejército que continuamente moviliza la razón.

El hombre tiene la capacidad del razonamiento para modificar las emociones, el modo de ver la cosas, aunque las cosas mismas no podamos cambiarlas. De este modo, nos facilitaremos la vida.

Debemos aprender a encajar las emociones, el razonamiento y nuestro comportamiento para definir la esencia de la inteligencia emocional. ¿Cuál es el problema de esto? Que no se puede medir y que el aprendizaje debe ser propio. Así que te animo a estudiar tus emociones y saber razonarlas, sin querer, estarás desarrollando tu inteligencia emocional.

Fuente: El País. Ignacio Morgado Bernal

Entradas relacionadas